VIOLÈNCIA IRRACIONAL - BLOC D'EN FRANCESC PUIGCARBÓ
.
VIOLÈNCIA IRRACIONAL

VIOLÈNCIA IRRACIONAL

Share This

La parte de los crímenes de 2.666 de Bolaño la vaig llegir a l'hospital en l'agonia de la sogra, em va copsar la fredor terriblement asèptica com narrava Bolaño els feminicidis de Santa Teresa (Ciudad Juárez). Volia fer un analisi d'aquest capítol, però no ha fet falta, subscric fil per randa aquest que he tret d'aquí. No he volgut ni traduir-ho ni tocar una coma, tal qual va ser escrit al seu dia....

Segueix la violència a Mèxic, una violència gairebé irracional, que ha culminat amb l'assassinat de 43 estudiants a Iguala, Guerrero, al sud de Mèxic.


         La parte de los crímenes.... 
".....El último caso del año 1997 fue bastante similar al penúltimo, sólo que en lugar de encontrar la bolsa con el cadáver en el extremo oeste de la ciudad, la bolsa fue encontrada en el extremo este, en la carretera de terracería que corre, digamos, paralela a la línea fronteriza y que luego se bifurca y se pierde al llegar a las primeras montañas y a los primeros desfiladeros. La víctima, según los forenses, llevaba mucho tiempo muerta. De edad aproximada a los dieciocho años, medía entre metro cincuentaiocho y metro sesenta. El cuerpo estaba desnudo, pero en el interior de la bolsa se encontraron un par de zapatos de tacón alto, de cuero, de buena calidad, por lo que se pensó que podía tratarse de una puta. También se encontraron unas bragas blancas, de tipo tanga. Tanto este caso como el anterior fueron cerrados al cabo de tres días de investigaciones más bien desganadas. Las navidades en Santa Teresa se celebraron de la forma usual. Se hicieron posadas, se rompieron piñatas, se bebió tequila y cerveza. Hasta en las calles más humildes se oía a la gente reír. Algunas de estas calles eran totalmente oscuras, similares a agujeros negros, y las risas que salían de no se sabe dónde eran la única señal, la única información que tenían los vecinos y los extraños para no perderse."

Así termina La parte de los crímenes en 2666 de Roberto Bolaño, diluyendo todo el horror en la cotidaneidad de la vida. En el anterior post, deliberadamente descontextualizada, se encuentra la lista de mujeres asesinadas que aparecen en la novela de Bolaño. Los que buscamos fantasmas no los encontraremos. Los que buscamos literatura, tampoco. Bolaño utiliza en este texto una realidad tan contundente que acaba por entorpecer nuestros sentidos de lectores. ¿Debemos, mientras leemos La parte de los crímenes, centrarnos en los asesinatos (realidad), o en las historias (literatura) que se desarrollan alrededor de estos? ¿Hay por parte de Bolaño una busqueda intencionada de cansar, por acumulación, al lector, de atudirlo con una realidad a la que no podemos enfrentarnos? Es esa crueldad inhumana, oculta, irresoluble e imparable uno de los motivos de la obra de Bolaño. En La parte de los crímenes escoje una curiosa forma de mostrárnosla, apelando a nuestra memoria, a lo fácil que olvidamos y a lo necesario que es no hacerlo. Recordemos.


6 comentaris:

  1. Si jo fos editor et compraria la teva traducció de Bolaño. Tot és qüestió de parlar-ho.

    ResponElimina
  2. Lluís, encara no l'he acabat, a banda que sobretot al començament vaig emprar diferents maneres de contar la novel·la, i que, de fet, millor seria no traduir-la, en certa manera en la traduccio sempre es perden uns quants llençols de la bugada.

    salut

    ResponElimina
  3. Una vez la leído, y dos releído.
    Es un libro inacabable, y cada vez que lo abres tiene matices que no se porqué me han pasado desapercibidos.
    Salut

    ResponElimina
  4. precisament aquesta setmana he continuat la traducció que tenia aturada feia temps. Traduïnt es descobreixen molts petits detalls del text que possiblement llegint passen desapercebuts.

    salut

    ResponElimina
  5. Yo lo lei por recomendacion tuya y me gusto. Cuando sale lo de las muertes de Mejico, tambien me acuerdo, nos acostumbramos rapidamente a las muertes violentas y eso no acaba de ser bueno.

    ResponElimina
  6. QUIZÁS SEA LA PARTE MÁS TERRIBLE DE LA NOVELA, porque todo lo que explica Bolaño sucede cada día, es terriblemente real.

    ResponElimina

.