RETORN A BRIGADOON - BLOC D'EN FRANCESC PUIGCARBÓ
-
.
RETORN A BRIGADOON

RETORN A BRIGADOON

Share This


Convé a vegades prestar atenció a veus que honestament parlen de nosaltres, no des de la ignorància o el resentiment, ni el colonialisme, sinó des del sentit comú, i entenc que aquest és el cas d'aquest escrit de Julián Marias, que posa el dit a la nafra i hi toca, o així m'ho sembla a mi. L'article és més llarg, si el voleu llegir sencer ho podeu fer aquí....

¿Cómo puede haberse persuadido al 47% de una sociedad evolucionada del siglo XXI de creer en los cuentos de hadas?. No es el único lugar de estas o parecidas características en la ficción, sobre todo en la cinematográfica. Están el valle de Siete novias para siete hermanos de Donen, la mítica Shangri-La de Horizontes perdidos de Capra, donde nadie envejecía aunque hubiera cumplido trescientos años (eso sí, de nuevo, si no salía de la ciudad), o la Comarca de Tolkien. No muy distinto, aunque menos pacífico, era Kafiristán, donde el sargento Daniel Dravot fue convertido en rey en el cuento de Kipling (y en la película de Huston basada en él) El hombre que pudo reinar. Son estupendas y encantadoras historias, y todos hacemos bien en disfrutarlas y en añorar mundos así … mientras duran la lectura o la proyección. Y aunque los jóvenes no las conozcan directamente, estas ensoñaciones se transmiten –se transmite su idea– de generación en generación. 
En todas partes hay gente lista y tonta, buena y mala, razonable e irracional, escéptica e ingenua, pero hace unos años habría apostado a que en Cataluña había menos tontos y pueriles y cerriles que en muchos otros sitios. No ha sido la catalana la sociedad más elemental, ni la menos formada, ni la menos próspera, ni la más inculta, ni la menos viajada, ni la más oprimida (en contra de lo que opina a través de su impenetrable flequillo la diputada de la CUP Anna Gabriel, según la cual “bajo la opresión española vivimos una vida que no vale la pena ser vivida”; habría que preguntar cuál es su idea de la opresión a quienes sufren la tiranía del Daesh, por ejemplo).
Por eso es tanto más sorprendente que una parte considerable haya creído en la fábula de Brigadoon: una Cataluña independiente y enajenada (lo estaría del mundo, no sólo de España) sería un paraíso de riqueza y bienestar, de sentimientos puros y solidarios, de personas en armonía dedicadas al baile y a los castellers, sin corrupción ni delitos, con justicia social y protección de los débiles, entregada al estudio y a las artes, y en perpetua comunión de intereses. ¿Cómo puede haberse persuadido al 47% de una sociedad evolucionada del siglo XXI de creer en los cuentos de hadas? Y además se olvida que, en la realidad, esos ideales y fantasías benéficos de pueblos aislados e impermeables al exterior suelen adoptar la forma de pesadillas infernales, como la Albania de hace treinta años o algunos países asiáticos que, dicho sea de paso, también gustan mucho de las coreografías a la Forcadell. No a la Minnelli, ay, ni a Gene Kelly con Cyd Charisse.

JAVIER MARÍAS  - elpaissemanal@elpais.es

4 comentaris:

  1. Perquè les persones necessiten il·lusió, i els qui han votat aquesta opció han pensat més amb el cor que amb el cervell.
    No vull dir que sigui ni bo ni dolent, vull dir que ho han fet honestament, pensant només en el positiu i creient-se sense ambajes que fins i tot fins a les malalties sortirien per la frontera en instaurar-se la República de Catalunya.
    El problema ve després, quan es complirien les paraules de l'Anna Simó, allò de : "el poble haurà de sacrificar-se durant un període de temps", i diran que no t'han portat a engany, però que Espanya i algunes persones van robar més del pensat.
    Però tenen tot el dret a equivocar-se, Francesc, la majoria són joves, nosaltres no. Nosaltres no podem equivocar-nos...perquè sinó els haurem fastiguejat, així que, ens agradi o no, hem de pensar amb el cervell.

    ResponElimina
  2. Jo diria Miquel, que han pensat amb el cul i han intentat arrossegar a tot un país al caos i la miseria. I ho han fet conscientment, no t'equivoquis en aixó, el cor s'ha de guardar per altres coses, no per votar utopies imposibles.

    ResponElimina
  3. Me refiero a los votantes, no a los votados.
    Las promesas son sencillas : ¡¡ Saldremos del euro ¡¡ Miremos a Grecia...15 días sacando sólo 60 euros...y se acabó.
    A los dos meses que no te trasvasen las pensiones, como se atrevió a decir la Simó..se arma un follón en Barcelona que para defender a los políticos de aquí han de venir los tanques de Madrid..
    Salir de Europa...a la semana de pagar la gasolina a 3 euros el litro (porque se habrá de comprar con divisas que no se tienen y estas con los bonos basura valdrán a la prima de riesgo lo que quieran y más), se incendia Plaza Sant Jaume...
    Y cuando te digan que has de pagar el agua, el gas y la luz a precio de usura porque no hay pasta...se arrasa la Meridiana
    Y estos del Mas y la Cup y la ER dan pie a que las personas se ilusionen sin explicar lo que hay detrás es lo que más me fastidia, no los jóvenes que se ilusionan con el voto y reclaman un futuro mejor...Me joden los estafadores emocionales, los que están en el poder y se mandan poner reposapies estilo benach para ir de la Ciudadela a Reus...pagando el pueblo los 10.000 euros que costó.
    Deu meu senyor...deu meu.
    salut

    ResponElimina
    Respostes
    1. És per tot això que expliques que dic que la gent no hauria de votar amb el cor i si
      fer-ho amb el cap. M'agrada molt aixó d'estafadors emocionals, només que el que de fet són és tril·leros.

      salut

      Elimina

.