BLOCS MEUS

BLOC D'EN FRANCESC PUIGCARBÓ

´GIBRALTAR ESPAÑOL´


El 1982 Manuel Summers va projectar als cinemes una cinta delirant, To er mundo è ... mejó!, gravada amb càmera oculta i on alguns incauts eren capturats al carrer a llaç per generar moments absurds. Dos d'ells havien de improvisar unes falses maniobres militars que consistien en placar la psicologia de l'enemic. Situats davant de la tanca del Penyal, amb la rojigualda a l'espatlla i una escombra de palma a manera de mosquetó, cridaven: "¡Gibraltar, espanyol! ¡Gibraltar, espanyol!". L'escena és un desori per petar-se de riure. A aquests pobres homes se'ls exigia mostrar la seva inflamació de pàtria per poder seguir amb les seves treball. 

Amb l'assumpte del Brexit, tornen els del Govern patri una altra vegada reivindicant Gibraltar per Espanya, i això que com deia avui Antón Losada, no estem a l'agost que és quan sol sortir cada any la puntual noticia de la reclamació. 
Ignoren o no se'n recorden del tractat d'Utrecht (que el van signar els seus antecessors en la cosa aquesta de manar) i en el qual Gibraltar era per La Gran Bretanya, mentre Catalunya es quedava a Espanya i perdía els seus drets com a país. Tot aquest rebombori sobre el penyal no és més que com en la cinta d'Summers, una conya, un sainet i una pèrdua de temps recurrent, sabent com saben que els llanitos no volen ser espanyols ni de conya.

5 comentaris :

  1. AIXO,AIXO...VISCA EL TRACTAT D'UTRECHT,GIBRALTAR ESPAÑOL I CATALUNYA INDEPENDET...
    "NO CAIRA ESTA BREVA".

    ResponElimina
  2. «El Rey Católico, por si y por sus herederos y sucesores, cede por este Tratado a la Corona de la Gran Bretaña la plena y entera propiedad de la ciudad y castillo de Gibraltar, juntamente con su puerto, defensas y fortaleza que le pertenecen, dando la dicha propiedad absolutamente para que la tenga y goce con entero derecho y para siempre, sin excepción ni impedimento alguno.
    Pero, para evitar cualesquiera abusos y fraudes en la introducción de las mercaderías. quiere el Rey Católico, y supone que así se ha de entender, que la dicha propiedad se ceda a la Gran Bretaña sin jurisdicción alguna territorial y sin comunicación alguna abierta con el país circunvecino por parte de tierra. Y como la comunicación por mar con la costa de España no puede estar abierta y segura en todos los tiempos, y de aquí puede resultar que los soldados de la guarnición de Gibraltar y los vecinos de aquella ciudad se vean reducidos a grandes angustias, siendo la mente del Rey Católico sólo impedir, como queda dicho arriba, la introducción fraudulenta de mercaderías por la vía de tierra. se ha acordado que en estos casos se pueda comprar a dinero de contado en tierra de España circunvecina la provisión y demás cosas necesarias para el uso de las tropas del presidio, de los vecinos y de las naves surtas en el puerto.

    Pero si se aprehendieran algunas mercaderías introducidas por Gibraltar, ya para permuta de víveres o ya para otro fin, se adjudicarían al fisco, y presentada queja de esta contravención del presente Tratado serán castigados severamente los culpados.

    Y Su Majestad Británica. a instancia del Rey Católico consiente y conviene en que no se permita por motivo alguno que judíos ni moros habiten ni tengan domicilio en la dicha ciudad de Gibraltar, ni se de entrada ni acogida a las naves de guerra moras en el puerto de aquella Ciudad, con lo que se puede cortar la comunicación de España a Ceuta, o ser infestadas las costas españolas por el corso de los moros. Y como hay tratados de amistad. libertad y frecuencia de comercio entre los ingleses y algunas regiones de la costa de Africa. ha de entenderse siempre que no se puede negar la entrada en el puerto de Gibraltar a los moros y sus naves, que sólo vienen a comerciar.

    Promete también Su Majestad la Reina de Gran Bretaña que a los habitantes de la dicha Ciudad de Gibraltar se les concederá el uso libre de la Religión Católica Romana.

    Si en algún tiempo a la Corona de la Gran Bretaña le pareciere conveniente dar, vender o enajenar, de cualquier modo la propiedad de la dicha Ciudad de Gibraltar, se ha convenido y concordado por este Tratado que se dará a la Corona de España la primera acción antes que a otros para redimirla»


    Este es el Tratado de Utrechtm no veo Cataluña por ningún lado. Gibraltar ha perdido su importancia hace tiempo, ahora solo es un nido de delincuentes y piratas. Da igual que sea español o no, lo que no da lo mismo es lo que allí se hace o lo que se hace en las islas del Canal, que esa es otra...

    Un saludo

    ResponElimina
    Respostes
    1. en el enlace que he puesto sale.

      Elimina
    2. http://www.mandoadistancia.me/el-tratado-de-utrecht-y-cataluna-de-henry-kamen/

      este és el enlace que te comentaba Daniel.

      un abrazo.

      Elimina
    3. No habia visto el enlace, un saludo

      Elimina

Copyright © BLOC D'EN FRANCESC PUIGCARBÓ. Designed by OddThemes & VineThemes