22/10/16

UN BARRUT AMB BONS AMICS


Barrut, pocasolta, pedorrero, censor, franquista, plagiari, xivato i per tan col·laboracionista del règim. Mediàtic, egòlatra, hedonista, misògin, traïdor, Premi Nobel de literatura: Camilo José Manuel Juan Ramón Francisco de Jerónimo Cela Trulock, Marques d'Iria Flavia. Falsament ferit a la guerra, (era l'home mentider compulsiu) i a Logronyo, no a Stanlingrado que té més caché. Separat de la seva primera dona, María del Rosario Conde Picavea, es va unir a una arribista innombrable que va fer d'ell el que va voler fins al punt de deixar de passar la pensió a la seva ex-dona de set mil pessetes.
El salva 'Pascual Duarte' i 'La Colmena' que de fet la va salvar Maria del Rosario Conde Picavea quan ell en un atac d'ira va llençar l'original al foc.
Curiós ell que era censor, va veure censurada la publicació de 'la Colmena' que és va editar a l'Argentina al 1951. Com deia abans possiblement 'La Colmena' editada posteriorment a Espanya més suavitzada i edulcorada i Pascual Duarte el redimeixen una mica. 
Potser el meu pare el va definir bé quan li vaig comentar que li havien concedit el Nobel de literatura, recordo que em va dir:

Noi, Aquest Cela és un barrut amb bons amics.

O sia que les divagacions divagatòries sobre la oportunitat en la concesió del Nobel de Literatura no han començat amb la d'aquest any amb el premi a Robert Allen Zimmerman, però no crec que els de l'academia sàpiguen qui és amb aquest nom un tal Bob (desaparegut) Dylan. Ho dic per què em temo que algú els hi ha colat un gol als membres del jurat. A Tall d'inventari, fa ja uns anys quan començaven els de Dagoll Dagom, varen rebre un dels seus primers premis d'una entitat cultural sabadellenca a la qual servidor pertanyia, sense que la resta de membres que varen prendre la decisió d'atorgar-los aquest premi en sabession res d'ells. Nomès jo els coneixia, i gràcies a Meritxell, la meva filla gran que estaba entusiasmada i obnubilada amb Mar i Cel, que jo ni tan sols havia vist.

SHARE THIS

15 comentaris:

  1. No s el Cela santo de mi devoción, no.
    Comulgo con las ideas de tu señor padre.

    ResponElimina
  2. Nunca me gusto Cela, tiene dos libros buenos y el resto no me gusta. Prefiero cien veces a Miguel Delibes, un hombre sabio y sencillo, nada que ver con el jeta de Cela...

    ResponElimina
  3. Delibes era un gran escritor y una gran persona, con un maravilloso dominio del lenguaje castellano.

    ResponElimina
  4. També "Mazurca para Dos Muertos" te una certa qualitat, com obra costumbrista i reflexe d´un lloc i un temps. En canvi, vaig llençar per la finestra "Cristo versus Arizona", no vaig poger pasar de la pàgina vint.

    Com persona, no m´agradaba. Rebosaba soberbia i fachenderia. Penso que "La Colmena" está sobrevalorada.

    Salutacions

    ResponElimina
    Respostes
    1. tot en ell ho està de sobrevalorat Rodericus, pero mira, té un Nobel de Literatura al currículum.

      Elimina
  5. Para mi Delibes era el mejor escritor en lengua castellana, pero no tengo que olvidar que firmó un Manifiesto contra la lengua catalana. Un profesor de la Universidad de Valladolid me contestó en mi blog que estaba muy enfermo y no sabia que firmaba. Supongo que no tendria abogados....
    De Cela, como dice Rodericus, también me parecia una persona soberbia y bastante facha.

    ResponElimina
    Respostes
    1. sembla que si que no sabia el que firmaba, encara que signes el manifest conscient o no, res té a veure en ell com a escriptor.

      Elimina
    2. Miguel Delibes firmo una obra titulada Kastila zaharreko kontu zaharrak en 1985. Creo que con esto se aclaran muchas cosas.

      Sus libros de caza, críticos con los cazadores "de puesto", de los "señoritos" son de lo mejor que he leido en mi vida, historias como Las Ratas, "El disputado voto del señor Cayo", "Los Santos Inocentes" o "El Hereje" a mi me dejaron huella.
      Era un señor y dudo mucho que firmase un manifiesto contra nada en su vida y si lo hizo, seria por error o fuera de sus cabales, no era su estilo.

      Elimina
  6. estoy de acuerdo contigo, a mi me gustó mucho la primera novela que leí de él EL CAMINO, fué descubrir un nuevo y rico lenguaje, una vez hace años en Valladolid me crucé con él, solia pasear por la ribera del Pisuerga por la mañana, coincidimos pero no quise molestarle, sólo le deseé un escueto buenos días Don Miguel.

    ResponElimina
  7. Temujin, he empezado por decir que era el mejor escritor en lengua castellana. Yo también lo he leido mucho, pero Don Miguel si firmó el Manifiesto por una Lengua Común. Tampoco fue el único escritor. Pero cuando una gran persona como él firma alguna cosa tiene que tener un abogado a su lado.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Josep ¿Cuando dices que firmó "un Manifiesto contra la lengua catalana." te refieres a esto que pongo a continuacion? lo digo, porque no he encontrado otro.

      "Desde hace algunos años hay crecientes razones para preocuparse en nuestro país por la situación institucional de la lengua castellana, la única lengua juntamente oficial y común de todos los ciudadanos españoles. Desde luego, no se trata de una desazón meramente cultural -nuestro idioma goza de una pujanza envidiable y creciente en el mundo entero, sólo superada por el chino y el inglés- sino de una inquietud estrictamente política: se refiere a su papel como lengua principal de comunicación democrática en este país, así como de los derechos educativos y cívicos de quienes la tienen como lengua materna o la eligen con todo derecho como vehículo preferente de expresión, comprensión y comunicación.
      Como punto de partida, establezcamos una serie de premisas:

      1. Todas las lenguas oficiales en el Estado son igualmente españolas y merecedoras de protección institucional como patrimonio compartido, pero sólo una de ellas es común a todos, oficial en todo el territorio nacional y por tanto sólo una de ellas -el castellano- goza del deber constitucional de ser conocida y de la presunción consecuente de que todos la conocen. Es decir, hay una asimetría entre las lenguas españolas oficiales, lo cual no implica injusticia (?) de ningún tipo porque en España hay diversas realidades culturales pero sólo una de ellas es universalmente oficial en nuestro Estado democrático. Y contar con una lengua política común es una enorme riqueza para la democracia, aún más si se trata de una lengua de tanto arraigo histórico en todo el país y de tanta vigencia en el mundo entero como el castellano.

      2. Son los ciudadanos quienes tienen derechos lingüísticos, no los territorios ni mucho menos las lenguas mismas. O sea: los ciudadanos que hablan cualquiera de las lenguas cooficiales tienen derecho a recibir educación y ser atendidos por la administración en ella, pero las lenguas no tienen el derecho de conseguir coactivamente hablantes ni a imponerse como prioritarias en educación, información, rotulación, instituciones, etc... en detrimento del castellano (y mucho menos se puede llamar a semejante atropello «normalización lingüística»).

      3. En las comunidades bilingües es un deseo encomiable aspirar a que todos los ciudadanos lleguen a conocer bien la lengua cooficial, junto a la obligación de conocer la común del país (que también es la común dentro de esa comunidad, no lo olvidemos). Pero tal aspiración puede ser solamente estimulada, no impuesta. Es lógico suponer que siempre habrá muchos ciudadanos que prefieran desarrollar su vida cotidiana y profesional en castellano, conociendo sólo de la lengua autonómica lo suficiente para convivir cortésmente con los demás y disfrutar en lo posible de las manifestaciones culturales en ella. Que ciertas autoridades autonómicas anhelen como ideal lograr un máximo techo competencial bilingüe no justifica decretar la lengua autonómica como vehículo exclusivo ni primordial de educación o de relaciones con la Administración pública. Conviene recordar que este tipo de imposiciones abusivas daña especialmente las posibilidades laborales o sociales de los más desfavorecidos, recortando sus alternativas y su movilidad.

      4. Ciertamente, el artículo tercero, apartado 3, de la Constitución establece que «las distintas modalidades lingüísticas de España son un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección». Nada cabe objetar a esta disposición tan generosa como justa, proclamada para acabar con las prohibiciones y restricciones que padecían esas lenguas. Cumplido sobradamente hoy tal objetivo, sería un fraude constitucional y una auténtica felonía utilizar tal artículo para justificar la discriminación, marginación o minusvaloración de los ciudadanos monolingües en castellano en alguna de las formas antes indicadas.

      Elimina
    2. Por consiguiente los abajo firmantes solicitamos del Parlamento español una normativa legal del rango adecuado (que en su caso puede exigir una modificación constitucional y de algunos estatutos autonómicos) para fijar inequívocamente los siguientes puntos:

      1. La lengua castellana es COMUN Y OFICIAL a todo el territorio nacional, siendo la única cuya comprensión puede serle supuesta a cualquier efecto a todos los ciudadanos españoles.

      2. Todos los ciudadanos que lo deseen tienen DERECHO A SER EDUCADOS en lengua castellana, sea cual fuere su lengua materna. Las lenguas cooficiales autonómicas deben figurar en los planes de estudio de sus respectivas comunidades en diversos grados de oferta, pero nunca como lengua vehicular exclusiva. En cualquier caso, siempre debe quedar garantizado a todos los alumnos el conocimiento final de la lengua común.

      3. En las autonomías bilingües, cualquier ciudadano español tiene derecho a ser ATENDIDO INSTITUCIONALMENTE EN LAS DOS LENGUAS OFICIALES. Lo cual implica que en los centros oficiales habrá siempre personal capacitado para ello, no que todo funcionario deba tener tal capacitación. En locales y negocios públicos no oficiales, la relación con la clientela en una o ambas lenguas será discrecional.

      4. LA ROTULACION DE LOS EDIFICIOS OFICIALES Y DE LAS VIAS PUBLICAS, las comunicaciones administrativas, la información a la ciudadanía, etc... en dichas comunidades (o en sus zonas calificadas de bilingües) es recomendable que sean bilingües pero en todo caso nunca podrán expresarse únicamente en la lengua autonómica.

      5. LOS REPRESENTANTES POLITICOS, tanto de la administración central como de las autonómicas, utilizarán habitualmente en sus funciones institucionales de alcance estatal la lengua castellana lo mismo dentro de España que en el extranjero, salvo en determinadas ocasiones características. En los parlamentos autonómicos bilingües podrán emplear indistintamente, como es natural, cualquiera de las dos lenguas oficiales.


      Si es esto, ¿donde en concreto se mete con el catalán? porque yo no lo veo por ningún sitio.
      Si no lo es, por favor, mandame el enlace de ese manifiesto, porque yo no he encontrado ninguno y he estado buscando.


      Un saludo

      Elimina
    3. Temujin, si que es este pero te olvidas de decir quiénes son los representantes, aparte de Tele 5 y El Mundo. La única persona buena era Don Miguel. Sería su abogado, pero que la firmó es bien seguro.…

      https://algundiaenalgunaparte.com/2008/06/25/manifiesto-por-una-lengua-comun/

      […] “ y por tanto sólo una de ellas –el castellano- goza del deber constitucional de ser conocida y de la presunción consecuente de que todos la conocen. Es decir, hay una asimetría entre las lenguas españolas oficiales, lo cual no implica injusticia (?) de ningún tipo porque en España hay diversas realidades culturales pero sólo una de ellas es universalmente oficial en nuestro Estado democrático. Y contar con una lengua política común es una enorme riqueza para la democracia, aún más si se trata de una lengua de tanto arraigo histórico en todo el país y de tanta vigencia en el mundo entero como el castellano”.
      Que pena con el Bable o el Castúo.
      Si no fuese por nuestra tosudez ya no existiria nuestra lengua materna. Nacemos con menos puntos, que mala suerte.

      Un saludo.

      Elimina
    4. No se, supongo que sera cuestión de interpretaciones personales, pero yo no veo aquí persecución ninguna al catalán o a otros idiomas que se hablan en España.
      Veo que defienden que todos los españoles hablamos español, y eso es una cosa que nos une y que no debemos perder, nada más. DE ahí a abogar a la persecución de un idioma o defender una inmersión lingüística del castellano, va un mundo, esa es mi impresión. Los tiempos han cambiado y en España hay varios idiomas oficiales, respetados por administraciones y establecidos en la enseñanza publica.

      Un saludo

      Elimina

About Me