EL SILENCI DE JOBIM Y ZÉ - BLOC D'EN FRANCESC PUIGCARBÓ
-
.
EL SILENCI DE JOBIM Y ZÉ

EL SILENCI DE JOBIM Y ZÉ

Share This
3 de septiembre de 1940 – 13 de abril de 2015


Una larga mesa de amigos, en el restorán Plataforma, era el refugio de Tom Jobim contra el sol del mediodía y el tumulto de las calles de Río de Janeiro.

Aquel mediodía, Tom se sentó aparte. En un rincón, se quedó tomando cerveza con Zé Fernando Balbi. Con él compartía el sombrero de paja, que lo usaban salteado, un día uno, al día siguiente el otro, y también compartían algunas cosas más.

–No –dijo Tom, cuando alguien se arrimó–. Estoy en una conversa muy importante.

Y cuando se acercó otro amigo:

–Me vas a disculpar, pero nosotros tenemos mucho que hablar.

Y a otro:

–Perdón, pero aquí estamos discutiendo un asunto grave.

En ese rincón aparte, Tom y Zé Fernando no se dijeron ni una sola palabra. Zé Fernando estaba en un día muy jodido, uno de esos días que habría que arrancar del almanaque y expulsar de la memoria, y Tom lo acompañaba callando cervezas. Así estuvieron, música del silencio, desde el mediodía hasta el fin de la tarde.

Ya no quedaba nadie cuando se marcharon los dos, caminando despacito.


“El silencio”, de Eduardo Galeano
en Bocas del tiempo, 2004
descontexto.blogspot.com

2 comentaris:

  1. Tiene muy buenos relatos, pero en esa misma linea me quedo con Ernesto Sábato.
    Salut

    ResponElimina
  2. pel que fa a Jobim i la resta que deambulaba pel Cirrosis, no es pot descriure millor, Miquel, Sábato es més convencional, crec.

    ResponElimina

.